viernes, 5 de abril de 2013

Ruben Pozo, el rock a ras de suelo

Ruben Pozo
Ruben Pozo, actitud de barrio
Cada día nos gusta más el primer disco del perezoso y stoniano Rubén Pozo. Rock maduro y honesto, fiel a sus principio, sin salirse del barrio, con unos rizos y dejes cada vez más calamaros. Elige bien los arreglos, los cambios de intensidad en las armonías, las Rayban y las chicas de los videoclips. ¿Qué más se le puede pedir? Que emocione y que sus canciones calen y se queden en un huequito de la cabeza para cuando te hagan falta. Y lo hacen oiga, Pegatina, Ozono, Rucu Rucu, este Chavalita y la enorme Invierno, son ejemplos de libro de ello.

A Rubén a veces se le critica por no cantar especialmente bien, por repetir patrones, por talycual. Pero coño, es como criticar a la Mahou por no ser un Hendricks. Si te gusta la cerveza y está fresquita y bien servida, pues te la bebes de un trago, y si puede ser después de la primera te pides otra. Y eso nos pasa con este disco, te pones la primera y sigues y sigues hasta cogerte el puntillo con las 12. Muchos de los que cantan mejor e innovan no creo que puedan decir lo mismo.

Ayer demostró la pequeña grandeza de 'Lo que más' en el Contraclub de Madrid para 80 elegidos. Si no fuiste uno de ellos tienes tiempo de resarcirte en sus próximas fechas: 11 de abril en Granada (Sala Planta Baja); el 12 en Sevilla (Sala Obbio), 13 en Almería (Madchester Club); y 9 de mayo en Las Palmas (The Paper Club) y la 10 en La Laguna, Tenerife (El Búho Club).



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada